Empresa de Colchones en Madrid

Con tantas opciones de colchones para elegir, comprar uno nuevo puede ser abrumador. Esto es especialmente cierto si usted tiene dolor de espalda o cuello. Un colchón correcto o incorrecto puede marcar la diferencia entre pasar el día sintiéndose bien o con dolor.

Aunque la elección de un colchón es, en última instancia, una cuestión de preferencia personal, aquí hay algunos consejos a tener en cuenta:

10 Consejos a tener en cuenta en nuestros colchones

  1. Infórmese sobre los distintos materiales de los colchones

Antes de comprar, familiarícese con los tipos de colchones más comunes y cómo están construidos.

  • Los colchones de muelles internos utilizan espirales, que suelen proporcionar una sensación de rebote y un fuerte apoyo.
  • Los colchones de látex suelen ofrecer más rebote y capacidad de respuesta que los colchones de muelles, y suelen dormir más frescos.
  • Los colchones de espuma con memoria están diseñados para adaptarse al cuerpo, lo que puede aliviar la presión. Algunos usuarios de espuma viscoelástica afirman que este material hace que se duerma más caliente.
  • Los colchones híbridos combinan capas de espuma viscoelástica o látex sobre un colchón de muelles, a menudo con el objetivo de proporcionar una mezcla de suavidad y soporte.
  • Los colchones de aire utilizan una bomba de aire para inflar el colchón hasta el nivel de firmeza deseado. Normalmente, cada lado de la cama utiliza una cámara de aire distinta para acomodar a dos durmientes con preferencias diferentes.

Los colchones de Kamasof también se clasifican en función de su firmeza. En general, un colchón demasiado viejo o demasiado blando puede no sostener suficientemente la columna vertebral.

  1. Consulte la opinión de su médico.

Si tiene una dolencia de espalda o cuello, hable con su médico o fisioterapeuta sobre lo que le recomienda. Debe procurar que el cuello y la parte baja de la espalda estén en una posición neutra mientras está tumbado en el colchón. Esto favorece una buena alineación de la columna vertebral. Aunque los médicos no son expertos en colchones, conocen tu historial médico y pueden tener buenos consejos desde ese punto de vista.

  1. Visite las tiendas para probar los colchones.

Ve a una tienda de colchones y tómate el tiempo necesario para mirar. Quítate los zapatos y túmbate en varios colchones diferentes durante al menos 10 minutos cada uno. No te preocupes por sentirse cohibido: es una compra importante, así que tómate tu tiempo.

  1. Cuidado con los trucos.

Aunque los vendedores etiqueten los colchones como «ortopédicos» o «con aprobación médica», no hay ninguna organización médica que certifique oficialmente que los colchones lleven estas etiquetas. Los colchones pueden tener características ortopédicas, pero ningún grupo médicos verifica estas afirmaciones.

  1. Tenga en cuenta que los colchones firmes no siempre son los mejores

Piénselo dos veces antes de comprar un colchón duro o firme. Algunas investigaciones han demostrado que el mejor colchón para el dolor lumbar es un colchón de firmeza media en lugar de un colchón firme. Hay una diferencia entre soporte firme y sensación de firmeza. Lea las opiniones de clientes reales.

  1. Pida recomendaciones de otros clientes

Anuncia en tus cuentas de redes sociales que estás buscando un nuevo colchón y pide a tus amigos y familiares que publiquen sus sugerencias. Considere la posibilidad de incluir detalles sobre su estado de salud, ya que algunas personas podrían tener una experiencia similar y pueden dar recomendaciones más específicas.

  1. Piensa en las camas ajustables.

Si te sientes más cómodo sentado en un sillón reclinable que tumbado, prueba con una cama ajustable. Esta opción te permite elevar ligeramente la cabeza y las rodillas, lo que puede aliviar la presión de la parte baja de la espalda.

  1. Busque periodos de prueba y políticas de devolución generosas

Muchas empresas de colchones tienen un periodo de prueba que garantiza la devolución gratuita en un plazo determinado si no estás satisfecho con su producto. Asegúrese de leer la letra pequeña y comprender todos los detalles.

  1. Comprueba la garantía

Antes de comprar, comprueba que existe una garantía para el colchón, en caso de que se rompa o sea defectuoso. A menudo, un buen colchón tendrá un mínimo de 10 años de garantía de sustitución total o no prorrateada.

  1. Proteja su inversión

No olvides algún tipo de protector de colchón impermeable. Las manchas en el colchón anulan la garantía, aunque no tengan nada que ver con un futuro defecto.

Un colchón es una inversión importante que puede afectar a la salud de su columna vertebral y a la calidad de su sueño, así que tómese el tiempo necesario para encontrar el colchón adecuado para usted.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.